El Porsche 911 Turbo S Cabriolet conserva la esencia de los años 60’s

Al hablar de coches descapotables casi perfectos en todos los aspectos sin duda se debe de mirar hacía los modelos de la firma de vehículo Porsche, y para ser más específicos del Porsche 911 Turbo S Cabriolet, que se dice conserva la esencia de las ediciones de los años 60’s.

La firma alemana no ha dejado de sorprender a sus clientes de generación en generación, ya que aún mantiene detalles de los automóviles antiguos pero sin olvidar incluir elementos evolucionados con tecnología de punta moderna.

Detalles estéticos

Dentro de los principales detalles estéticos del Porsche 911 Turbo S Cabriolet se puede mencionar que su longitud en el exterior es de 4.450 mm y posee un anchura de 1.852, mientras que su altura es de 1.300 conservando siempre los elementos de ediciones especiales de este modelo.

Además el maletero cuenta con una capacidad superior a la de varios descapotables, ya que posee 105 litros, para ceder espacio a la capota, cuando este se repliegue, ya que incorpora un pliegue totalmente eléctrico, que funciona con más rapidez de lo visto en sus antecesores.

Características mecánicas

En lo que se refiere a la parte mecánica el nuevo descapotable de Porsche cuenta con un motor implantado que cuenta con un propulsor de tipo Turbo S que genera alrededor de 530 caballos de fuerza a un par máximo de 700 Nm.

Puede acelerar de 0 a 160 km/h en solamente 7,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 315 km/h. la aceleración en tracción que inicia desde los 80 km/h hasta los 120 km/h la realiza en apenas 2,1 segundos. El vehículo estará disponible en los concesionarios desde diciembre a un coste de 211,733 euros.


Deja un comentario

Connect with Facebook