Jaguar XKR-S, un descapotable embriagador

Según expertos en automóviles, añadirle una R o una S al nombre de un vehículo aumenta su potencia al menos un 10%. Poner ambas letras, una al lado de la otra, en la trasera del coche, incrementa esa misma potencia en cifras que pueden rondar el 30%.

Todas ellas se aplican a la perfección al inédito XKR-S. Y aunque no todo el mundo se siente igual de cómodo ante la idea de que un Jaguar pueda sacrificar un ápice de su confort de marcha por desarrollar una deportividad extrema, sus números son ciertamente inapelables, de 0 a 100km/h en 4.4 segundos y una velocidad limitada de 300km/h.

Diseño atractivo

Como el XK era inicialmente un coche descapotable, adaptar el bastidor de aluminio del auto respecto al del XKR-S coupé para conseguir la rigidez torsional deseada y unas prestaciones dinámicas a la altura de lo que se espera de este coche no ha sido difícil.

Lo más atractivo de éste, es sin lugar a dudas, su diseño, puesto que se ha revisado la aerodinámica con las últimas técnicas de dinámicas de fluidos computacionales y se han cambiado el paragolpes delantero y el difusor de fluidos computacionales y se han cambiado el paragolpes delantero y el difusor trasero.

Sonido embriagador

El sistema de tubos de escape activos logra un sonido francamente embriagador. Los puristas siempre han opinado que una unidad ha de sonar sin artificios. Pero el resultado merece la pena, aunque siempre es más auténtico un instrumento de orquesta, los sintetizadores tampoco están nada mal.

Al Jaguar XKR-S le han instalado también un sistema dinámico adaptivo reprogramado. Asimismo ha sido rediseñado el esquema de suspensiones, incrementando la dureza y de esa forma, mejorando la tracción y el agarre.


Deja un comentario

Connect with Facebook