Volkswagen Golf Cabriolet GTL 2012, tecnología y estilo

Volkswagen Golf Cabriolet GTL 2012

En 2012, el mítico GTI creado originalmente para un segmento específico, se ha alió con la elegancia de un coche descapotable para dar a luz a un nuevo coche, el Volkswagen Golf GTL Cabriolet, nacido hace 36 años con su capota abierta. Su éxito se refleja en los 1,8 millones de unidades vendidas por GTI con casi 700 mil en el mercado de convertibles. Esto le da sentido a la cálida bienvenida que se le atribuye al nuevo modelo.

Exteriormente, el nuevo coche GTL lleva una imagen indiscutible: parrilla de nido de abeja negra con el logotipo rojo, sus asientos de color rojo, LED diurnas, llantas de aleación de 17 pulgadas y la clásica capota de tela.

En el interior del Volkswagen Golf Cabriolet GTL 2012 se encuentran unos fantásticos asientos deportivos tapizados NYCO, el ahora famoso cuadros, pedales de aluminio y reposapiés, cambio y freno de mano forrado en piel acolchada en color rojo.

La carreocería de este coche descapotable se ha reforzado para mejorar las tasas de par. Hay marcos de parabrisas envolvente e integración de las barras de refuerzo detrás de los asientos traseros, una estructura que evita hundirse en caso de vuelco del vehículo. El techo está accionado eléctricamente de modo hidráulico, y añade una capa interior para cubrir las varillas.

La capota del Volkswagen Golf Cabriolet GTL 2012 se esconde en 9,5 segundos y aparece en el 11. Además, es capaz de moverse hasta 30 km/h. El coche, entre otras cosas, incluye opciones como la suspensión ajustable a prueba en tres modos: Normal, Sport y Confort.


Deja un comentario

Connect with Facebook